Lápidas

Lápidas

En las ceremonias de inhumación, uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta es la adquisición de lápidas. Son elementos fundamentales cuando se va a realizar una inhumación (en tierra) o un enterramiento en nicho.

En este último caso tendrán que ser lápidas de más reducidas dimensiones.

En cualquiera de los casos, la resistencia de los elementos debe ser una de sus características más importantes.

Hay que tener en cuenta que son productos que padecerán las consecuencias de las inclemencias meteorológicas.

Una de las características que debe cumplir todo complemento fúnebre que vaya a ser destinado al exterior, es la absoluta resistencia ante los choques térmicos, ante la presencia continua de humedad, ante la proyección continua de rayos ultravioleta.

Las lápidas no deben correr riesgos de ningún tipo, por lo que deben darse en materiales específicos. En el sector de las lápidas y placas funerarias hay muchas posibilidades, incluyendo las tradicionales lápidas de madera. Por supuesto, estos elementos están desfasados y solo en algunas ocasiones específicas son utilizados para los fines previstos.

Una de las características que deben tener estos elementos, es la ausencia de resquebrajamientos.

Las grietas harán que la lápida se degrade poco a poco, dando una sensación de dejadez y abandono.

Cuando los familiares y allegados de los finados quieren honrarles debidamente, deben procurar que su nombre y el testimonio de su presencia permanezca durante años, durante siglos... Para ello, no solo deberemos elegir los materiales más adecuados para la confección de la lápida, sino también las inscripciones realizadas con profesionalidad y calidad. Hoy en día y en el mundo de las inscripciones funerarias, la utilización del láser es una de las posibilidades más interesantes.

Mediante la aplicación de inscripciones láser, se conseguirá que los nombres inscritos, las frases alegóricas y las fechas, permanezcan durante un tiempo virtualmente eterno.

Para resumir, diferenciaremos entre:

  • Marcadores. Hay de diferente tipo, incluyendo de libro mayor. En este caso, se trata de lápidas en las cuales los bloques de piedra de gran tamaño, son de los elementos principales. Los más de más reducidas dimensiones son los llamados marcadores de bloque.
  • Placas. Se trata de los elementos más comunes en el ámbito de las lápidas funerarias, elementos que pueden tener diferentes formas. Entre ellas, formas góticas o con diferentes cenefas u ornamentos.
  • Cruces y monumentos. Para entierros religiosos, se reservan cruces y monumentos conmemorativos con vinculación religiosa. Lo ciertos es que si se contrata un servicio personalizado o un seguro de decesos con amplios servicios.

Actualmente, en las lápidas pueden realizarse muchos diseños personalizados, incluyendo dibujos de mascotas o conmemorativos.

Cualquier tipo de diseño podrá ser realizado en la placa de la persona enterrada. Hay la posibilidad, incluso, de montar un banco de memorias para que los visitantes vayan dejando su testimonio y recuerdos sobre las personas que allí reposan.

Obeliscos, columnatas, figuras, esculturas en tamaño real... grupos de esculturas... Son muchas las alternativas a disposición de los ciudadanos que desean una despedida como merecen sus seres queridos.

Contacte con Funeraria Zaragoza, una funeraria de Zaragoza desde donde podrá optar a cualquier servicio dado en el sector, por complejo que le resulte.

Ante las dudas que pueda tener sobre el tipo de lápida que elegirá, cuente con profesionales quienes le proporcionarán datos a través del teléfono o mediante el formulario de la página web.

Tenemos alternativas para todo tipo de público, dando soluciones para ceremonias laicas o no laicas. La tradición pueden estar presente en los velatorios y entierros, así como la modernidad de mano de nuevos materiales, de nuevas ornamentaciones y de posibilidades para hacer que el entierro de sus seres queridos se dé como espera.

INFORMACIÓN Y CONSULTAS